enero 14, 2021

|

por: Granaluz

|

Categorías: Seguridad almacén

10 Normas básicas de un almacén

Que el trabajo de un almacén sea lo más eficiente y seguro posible, es sencillo. Pero siempre y cuando se cumplan una serie de normas. Las normas básicas de un almacén garantizan la seguridad de todos los empleados que trabajan en él, y además logran un ahorro de costes considerable al hacer que los trabajadores sean más eficientes. Por todos estos motivos, estas normas son de obligado cumplimiento para cualquier empresa de logística, agencia de transporte o cualquier otra empresa que tenga que ver con el transporte de mercancías.

Normas básicas de seguridad para almacenes

La seguridad es un aspecto clave en cualquier almacén. Por eso, además de las normas legales, se deberán ejecutar las tareas de mantenimiento e inspección adecuadas. Estas irán en función de los sistemas de almacenaje utilizados, el tipo de mercancía y los medios de transporte empleados. Por lo que no serán las mismas en la zona donde se encuentren las estanterías de picking, que en el muelle de recepción de pedidos.

Contar con un adecuado sistema de iluminación

La iluminación es fundamental en cualquier tipo de almacén y zona de este. Cuando se trabaja de noche, o la luz natural del almacén es insuficiente, los focos deberán alumbrar las zonas en su totalidad. Solo así es posible realizar los trabajos en las mejores condiciones.

Salidas y entradas, despejadas y señalizadas

Para evitar retrasos y posibles accidentes, es importante que todas las salidas y entradas del almacén estén siempre libres de cualquier obstáculo y bien señalizadas, incluidas las de emergencia. De esta manera podrá evacuarse el almacén más rápidamente en caso de ser necesario.

Sistemas para la detección y extinción de incendios

Todo almacén debe contar con dispositivos preparados para la detección y extinción de incendios. Estos pueden ser automáticos o semi-automáticos, pero siempre tendrán que estar perfectamente señalizados y estar al alcance de los usuarios en caso de emergencia.

Respetar la anchura de los pasillos del almacén

Todos los pasillos del almacén deben tener un ancho suficiente para que puedan transitar personas o hacerse las maniobras necesarias.

Un adecuado sistema de ventilación

Ahora más que nunca, cuidar el aire interior de cualquier estancia es fundamental. Ya que entre otras cosas, con esto se podría evitar la propagación del coronavirus.

Los almacenes tienen que tener ventanas o rejillas por las que circule el aire limpio. De esta forma, además de evitar malos olores, el personal no se expondrá a olores tóxicos dañinos para la salud.

Señalización de desniveles

Un simple despiste en un mal momento puede hacer que un operador se caiga o tenga un accidente transportando la mercancía de un lugar a otro del almacén. Por eso es tan importante señalizar cualquier escalón o rampa.

Respetar las normas de circulación

En almacenes de gran tamaño es habitual utilizar maquinaria para mover la mercancía. Los operadores que se encargan de conducir estas máquinas deberán respetar los límites de velocidad establecidos; así como la distancia de seguridad entre otros usuarios y objetos.

Por otra parte, se recomienda contar con una vía por la que puedan circular exclusivamente los operarios que van a pie.

Cargas correctamente acomodadas

Otra de las normas básicas del almacén para evitar accidentes de operarios y daños en la mercancía, las cargas deben estar siempre bien acomodadas y equilibradas de la forma adecuada a la persona o máquina que las porte.

Verificaciones periódicas

Dadas las soluciones de almacenamiento, equipos, maquinaria y peso de mercancías que se manejan en un almacén, es fundamental que se hagan verificaciones periódicas del estado de los mismos.

Respetar las normas de las máquinas elevadoras

Cuando se hacen trabajos en altura se tendrá que contar con plataformas elevadoras. Los operarios que las utilicen deberán respetar las normas de seguridad específicas de las plataformas elevadoras.