enero 9, 2021

|

por: Granaluz

|

Categorías: Sistemas de almacenamiento

Principales zonas de un almacén

Para que un almacén sea lo más funcional posible debe estar dividido en distintas áreas. Cada una de estas tiene una misión muy concreta que ayuda a los operarios a ahorrar tiempo y mejorar las labores de logística. Por eso es importante conocer las principales zonas de un almacén y estudiar cómo gestionarlas antes de proceder al diseño del almacén. ¿Sabes cuáles son? ¡Las analizamos a continuación!

Zona de carga y descarga

La zona de carga y descarga del almacén, también conocida como muelle, variará dependiendo del medio de transporte por el que llegue la mercancía del almacén.

Se trata de una zona con gran tránsito de personas, máquinas y vehículos. Así que es importante organizar bien las zonas de paso, entradas y salidas. Aunque lo ideal es que el almacén cuente con un muelle para la entrada de la mercancía, y otro para su salida.

Zona de recepción del almacén

Esta es otra de las principales zonas de un almacén. En ella se almacenan los productos temporalmente y se someten a un proceso doble. Por un lado se clasifican y por otro se hace un control de calidad de las mercancías recibidas.

Esta es una de las zonas en las que pueden instalarse nuestras estanterías en Granada para tener los productos lo mejor ordenados posibles y aligerar la clasificación.

Los almacenes que cuentan con sistemas más modernos como escáner de lectura y generación de etiquetas, aumentan su productividad.

Zona de almacenaje

Si en la zona anterior encontrábamos una función para las estanterías metálicas, en ésta los sistemas de almacenamiento son claves para organizar el stock del almacén. Aquí encontramos estanterías metálicas adaptadas al espacio disponible y sistemas de paletización.

Las soluciones de almacenamiento que se escojan para cada almacén estarán especialmente diseñadas para aprovechar al máximo el espacio disponible y minimizar costes. Aunque también es fundamental seguir un orden concreto de la mercancía para conseguir la mayor productividad y más facilidad para proceder al picking.

Zona para preparar pedidos

El área de picking o preparación de pedidos es otra de las principales zonas de un almacén, por la importancia de las labores que se llevan a cabo en ella. Después de seleccionar la mercancía en el almacén, en la zona de picking los operadores se encargan de empaquetar, paletizar o etiquetar los productos para prepararlos para la salida del almacén.

Zona de expedición del almacén

En esta zona se comprueba que todo está bien organizado y paletizado antes de darle salida. Aquí también se embalan los pedidos para poder agilizar la carga de la mercancía en el camión.

Algunos almacenes cuentan con plataformas de suelo deslizante para cargar mas rápido los pedidos en el medio de transporte elegido.

Zona de oficinas

Los almacenes de mayor tamaño también cuentan con una oficina que puede estar a ras de la zona de almacenaje o en una planta superior. Cuando la oficina se coloca en la zona más alta se tiene una visibilidad total del resto de zonas del almacén.

En estas oficinas se llevan a cabo las labores de gestión y todas las labores administrativas de los pedidos y mercancía para clientes y proveedores. Este es el espacio en el que trabajan los encargados del almacén, donde están los puestos de administración y los encargados de atención al cliente y a los transportistas.

Otras de las principales zonas de un almacén

Dependiendo del tamaño y del tipo de almacén, podemos encontrar algunas otras zonas:

-Zona de almacenamiento de cajas, embalajes o palets. Estos pueden ser recuperables o de un solo uso.

-Zona para cargar la batería de las carretillas eléctricas

-Devoluciones de mercancía de clientes

-Zona de mantenimiento

-Cámara frigorífica si se trata de un almacén de alimentos